¿Cómo fue que nos quedamos pegados aquí?

¿Cómo fue que nos quedamos pegados aquí?

Nuestra complicada relación con las redes sociales podría ser más sencilla de lo que parece. Solo hay que recordar cómo empezó.

Que muchas quejas comunes sobre las plataformas de redes sociales más grandes parezcan contradictorias es un testimonio de su poder.

Son aceleradoras del extremismo y, al mismo tiempo, sostienen un consenso asfixiante. Son un desperdicio de atención y deberían desempeñar un papel menor en la vida de las personas; sin embargo, también es necesario mejorarlas, perfeccionarlas y purgarlas de los malos actores, sean quienes sean.

Leer más ¿Cómo fue que nos quedamos pegados aquí? en Periódico Universitario.