Experiencia de una profesora en centro de aislamiento uniqueño

Experiencia de una profesora en centro de aislamiento uniqueño

Por avatares de la vida, quiso Dios que estuviera dos días en un centro de aislamiento con mi hijo de 6 años. Ante la presencia de una cefalea y un poco de fiebre él fue remitido para la Universidad de Ciego de Ávila a realizarse el examen de PCR. Gracias a Dios sus síntomas desaparecieron y su estancia fue placentera, a pesar de estar distantes de casa.

No lejos de la preocupación siempre me sentí con fe de que nos iríamos lo antes posible para nuestro hogar.

Leer más Experiencia de una profesora en centro de aislamiento uniqueño en Periódico Universitario.